Medicina estética facial

La medicina antienvejecimiento o antiaging nos permite con todas las garantías médicas, llevar a cabo retoques faciales sin necesidad de entrar a un quirófano, rejuvenecer nuestro aspecto facial y nuestra mirada previo a un cuidadoso diagnóstico médico, ofrece resultados muy satisfactorios y naturales, aunque en ningún caso son totalmente definitivos. Combinar estos diferentes tratamientos potencia aún más el rejuvenecimiento y la belleza natural del resultado.

TRATAMIENTOS FACIALES

Mesoterapia con vitaminas

La mesoterapia es proceso que se basa en la administración de vitaminas, péptidos, minerales y otras sustancias necesarias para la dermis facial por vía intradérmica. Los resultados duran entre seis meses y un año, aunque también depende de cada caso concreto.

Aumento volumen labios

El aumento de labios es un procedimiento que, además de aportar grosor, permite al médico especialista remodelarlos para igualar los relieves, perfilar su contorno y otorgar firmeza. El material utilizado es el ácido hialurónico, éste ácido es de forma natural una molécula presente en la matriz intercelular de los tejidos por lo que el rechazo no es posible.

Los efectos tienen una duración aproximada entre 8-12 meses, se pueden hacer sesiones de retoque.  Los resultados se puede observar de inmediato, los primeros días tendrá una leve inflamación y un enrojecimiento, aunque ambas pronto desaparecerán.


Relleno arrugas con Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso, creando volumen ahí donde se inyecta. Se utiliza para hidratar la piel y para minimizar o eliminar arrugas, rellenar pequeños surcos o zonas hundidas de la piel.

Además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Además, tiene una gran ventaja respecto al colágeno: no produce alergias, ni rechazos y no necesita test previos porque éste ácido es de forma natural una molécula presente en la matriz intercelular de los tejidos.

Su permanencia media es de 6 a 12 meses, pero ello depende de los tipos de piel, de las zonas tratadas, de la calidad del producto. pero también de los cuidados y costumbres del paciente.

La vuelta a las actividades normales de la persona es inmediata.  En cuanto a las diferentes zonas a tratar son:

  • Volumen en las mejillas
  • Surcos naso-genianos profundos (arruga de la sonrisa)
  • Rinomodelación
  • Ojeras
  • Cuello

Las infiltraciones de ácido hialurónico se pueden combinar con otros tratamientos para optimizar resultados, Por ejemplo con la Mesoterapia (vitaminas), con Toxina Botulínica (Botox) y/o con Radiofrecuencia (que incrementa los niveles de colágeno), en sesiones donde se alternan las distintas sustancias y técnicas. El efecto que se consigue es una mejora notable de la expresión facial.


Hilos tensores

Los hilos tensores como su nombre indica tienen una  acción propia de tensión y estiramiento -efectolifting-, al introducirlos se genera una fibrosis o proceso reparativo a su alrededor que producen una especie de cicatriz interna que retrae los tejidos y dá lugar al efecto estiramiento o lifting, la fibrosis a su vez genera nuevas fibras de colágeno y elastina -rejuveneciendo paralelamente la piel-, los hilos son 100% reabsorbibles.

Los materiales habituales son 2: Polidioxanona (PDO) o Ácido poli-L-láctico (PLLA).

La Polidioxanona o PDO es un material que potencia la cohesión de las células, y desde 1983 se utiliza para las suturas quirúrgicas. Es absolutamente reabsorbible y estéril.

El ácido poli-L-láctico actúa en las capas más profundas de la dermis y estimula al organismo para que autogenere su propio colágeno para el mismo fin.

Ambas opciones son completamente seguras tanto en la tolerancia dentro del organismo como en su efecto tensor y productor de fibras beneficiosas como el colágeno y la elastina.

La polidioxanona se lleva usando más de 30 años en suturas de cirugía cardíaca, y el ácido poli-L-láctico ha sido usado durante muchos años también como material de sutura y en diversas aplicaciones biomédicas y farmacéuticas. En ambos casos,  la sutura que suponen los hilos tensores bajo la piel actúa como un “andamio” bajo la superficie de ésta y levanta los tejidos blandos que están flácidos.

Peeling químico

El peeling químico es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel a diferentes profundidades en el que se aplica una solución química con el fin de eliminar y regenerar las capas superiores dañadas, así como mejorar la textura y el tono de la piel.

Las capas de piel reveladas tras realizar un peeling químico tienen un efecto rejuvenecedor bastante notable al ser nuevas y por tanto más suaves y jóvenes.

Los peelings químicos se utilizan además de para regenerar y rejuvenecer la piel, para tratar las arrugas, eliminar manchas faciales, minimizar las cicatrices.

La exfoliación química se puede hacer sola o en combinación -que es lo más recomendable- con otros procedimientos cosméticos.


Botox

La infiltración intradérmica de la toxina botulínica (más conocida como Botox) provoca la relajación y paralización temporal de los músculos, en el mundo de la belleza se aplica en pequeñas dosis para eliminar arrugas del rostro. Las arrugas son consecuencia de las contracciones de los músculos, que dejan de contraerse gracias a la toxina. A diferencia del ácido hialurónico, la toxina botulínica no tiene efectos inmediatos, sino que comienza a revelar sus efectos una vez pasados entre dos y 10 días, aproximadamente. Sus resultados (una nueva expresión facial relajada y joven) tienen una  duración entre seis meses y un año, dependiendo de cada caso concreto.

La vuelta a las actividades normales es inmediata.

Las diferentes zonas a tratar son:

  • Líneas del entrecejo
  • Líneas transversales de la frente
  • Líneas peri-oculares o “patas de gallo”
  • Hiperhidrosis

Radiesse lifting sin cirugía

Radiesse es un tratamiento contra el envejecimiento producido por la pérdida de volumen, aumento de la flacidez y disminución de grosor del tejido dérmico de sostén.

Radiesse está compuesto por microcristales de hidroxiapatita cálcica y ácido hialurónico, componentes presentes en nuestro organismo de forma natural, lo que hace que sea cien por ciento biocompatible y no lleve asociada reacción alérgica.

Los resultados son muy naturales, visibles de forma inmediata y perduran hasta 18 meses tras su inyección.

Se puede combinar con hilos tensores, generando un resultado de mini lifting.

La Hidroxiapatita cálcica provoca un doble resultado: aporta volumen con un efecto de alisamiento inmediato y consigue estimular la producción de colágeno natural.

Duración de los resultados: hasta 18 meses.